20.1.22

OS MURÉNIDOS (MORENAS)

Son especies de PEIXES que habitan en augas tropicais. O seu corpo non está recuberto de escamas, presentan gran variedade de cores e algunhas poden ser velenosas. As morenas son especies solitarias que cazan pola noite. Son carnívoras e depredadoras. Aliméntanse doutros peixes, moluscos como o calamar ou crustáceos como o cangrexo.


 

 

 

PEIXES DIÁDROMOS

Diádromos: son os peixes que ao longo da súa vida migran de masas de auga doce a outras de auga salgada, ou viceversa.

Exemplo: salmón, lamprea ou anguila.




 

 

19.1.22

CAVIAR

 Son todas as “huevas” de peixes que se poden atopar no mercado. Hai “huevas” de salmón, de troita, peixe voador, e moitos máis. Pero o “caviar” de verdade é o que procede do esturión.

Hoxe en día hai caviar de piscifactoria con moi bos resultados en moitas partes do mundo, por exemplo en España e Francia. Pero o de mellor calidade é o dos esturións dos rios de Rusia e Irán que desembocan no mar Caspio. 

O caviar subíu moito de prezo no último século. Débese principalmente á sobrepesca e á destrución de ríos pola construción de presas hidroeléctricas. Ademais, deben pasar moitos anos (máis de oito) para que un esturión produza “huevas”.

PREZOS

https://www.larazon.es/gente/los-10-tipos-de-caviares-mas-caros-que-existen-FD24361620/ 

 


 

18.1.22

DRAGÓN DE KOMODO o VARANO DE KOMODO

 Es el lagarto (reptil) más grande del mundo.

El dragón de Komodo es un ávido cazador, capaz de alcanzar los 19 kilómetros por hora en carreras cortas. Se embosca para cazar a sus presas, a las que ataca por sorpresa, desgarrándoles el cuerpo por la parte más tierna, normalmente el estómago, o les arranca una pata. Para colmo, podría decirse que echa fuego: de su boca mana una saliva venenosa que impide la coagulación de la sangre, y las víctimas se desangran enseguida. Si la presa logra huir, es probable que las heridas se infecten, dado que su saliva contiene bacterias infecciosas. De un modo u otro, la muerte está casi asegurada. También son carroñeros, siendo capaces de detectar el olor de un cadáver putrefacto a varios kilómetros.

Aunque son dragones y pueden medir hasta tres metros y pesar casi 90 kilos, son vulnerables a los problemas que castigan a tantos otros animales, desde la desa­parición de su hábitat hasta el cambio climático.